Lesión de Hombro / Hombro Doloroso / Tendinitis del manguito de los rotadores.

Filed under: General, Lesiones, Tecnica Y Tactica by: valpa

La tendinitis es un trastorno doloroso causado por la inflamación de un tendón o de la vaina que lo cubre. Esta inflamación en muchas ocasiones se produce en los tendones que atraviesan el canal que cierra la articulación acromio-clavicular que rozarán con las partes óseas y será el origen de los dolores y por consiguiente de la lesión.  La tendinitis del hombro es una lesión por sobreuso.

En el pádel, la ejecución del remate y más concretamente de la bandeja, son gestos en los que se pueden producir lesiones de hombro debido a una técnica deficiente, exceso de fuerza y/o velocidad de ejecución.
En definitiva, en nuestro deporte, el excesivo trabajo de la musculatura rotadora interna con respecto a la rotadora externa genera un importante desequilibrio entre ambas, lo cual generará un elevado riesgo de lesión en los rotadores externos debido a la imposibilidad que estos poseen para controlar la articulación ante la gran energía generada por los rotadores internos.

Síntomas
- El primer síntoma suele ser la aparición de dolor en el hombro al elevar el brazo por encima del hombro (antepulsión, abducción).
- Si la lesión ha avanzado es normal que el jugador tenga molestias en reposo e inclusive no pueda dormir sobre ese hombro debido a las molestias.
- También pueden apreciarse otros síntomas como:
- Dolor constante en el hombro.
- Dolor cuando intentamos tocarnos la parte baja de la espalda.
- Pueden llegar a producirse pérdidas de movilidad e inclusive faltas importantes de fuerza en determinados gestos y momentos.
Diagnóstico
Como ya planteamos con anterioridad, un diagnostico acertado es la clave para curar esta lesión. Sometámonos a pruebas diagnosticas científicas.
 Tratamiento
En primer lugar aplicaremos hielo con el claro objetivo de reducir la inflamación de el/los tendones afectados. Combinando el hielo con antiinflamatorios (recetados por un médico, no auto medicarse) y reposo conseguiremos superar la fase aguda de la misma. Una vez las molestias han desaparecido pasaremos a la fase de búsqueda de la recuperación de prestación al mismo nivel que antes de la lesión, para ello llevaremos a cabo un programa de distensión y fortalecimiento de la región afectada.
Estiramientos.
1.- De pie, rodillas ligeramente flexionadas y espalda en posición natural. Cogemos un codo con la mano contraria y tiramos del mismo hacia el costado opuesto. La mano del hombro a estirar descansa encima del codo de la mano que tracciona (Deltoides).

2.- Posición de partida igual al ejercicio anterior. Ahora, cogemos el codo con la mano contraria y traccionamos de el de manera que el antebrazo vaya hacia atrás por encima y cerca del cuello (Redondo menor).

3.- De pie, rodillas ligeramente flexionadas y tronco erguido. Cogemos el codo con la mano contraria y tiramos de el Hacia delante, abajo y al lado contrario. Antes de tirar del codo debemos llevar el hombro hacia delante (Supraespinoso).

4.- De pie, rodillas ligeramente flexionadas. Con una mano, cogemos la muñeca contraria y tiramos de ella hacia atrás y arriba. El codo del hombro que estiramos debe estar extendido.

5. Como en la foto, coloque del dorso de una mano sobre la espalda, deje caer por encima del hombro una toalla y sujete los extremos con las manos. Desde la posición de reposo, tirar suavemente de la toalla tirando de la mano sana. De manera controlada iremos notando la elevación de la mano del hombro lesionado y en consecuencia sentiremos el estiramiento en el hombro.

Ejercicios de fortalecimiento.
Los ejercicios podemos realizarlos con mancuernas ligeras (1-3 kg), con latas de comida, botellas de agua (es mucho más sencillo con mancuernas) o con gomas. La ventaja de trabajar con gomas es su facilidad de transportarlas y utilizarlas para multitud de grupos musculares.
1. Tumbado boca arriba. El codo apoyado en el suelo flexionado 90 grados. La mano mancuerna inicia el ejercicio mirando al techo.  Sujetamos una mancuerna con el agarre de la foto y realizamos una elevación de la mano provocando una rotación interna del hombro. Realizaremos como inicio 3 series de 10 repeticiones (si aparecen molestias, reduciremos la carga) y cuando la articulación y su masa muscular se halle fortalecida podemos realizar 3 de 15 o 20 repeticiones. Vigilaremos el peso para no excedernos.

  

2. Tumbado lateralmente sobre el costado. El codo apoyado en el lateral del abdomen y flexionado 90 grados. Sujetamos una mancuerna con el agarre de la foto y realizamos una elevación de la mano provocando una rotación externa del hombro. Realizaremos como inicio 3 series de 10 repeticiones (si aparecen molestias, reduciremos la carga) y cuando la articulación y su masa muscular se halle fortalecida podemos realizar 3 de 15 o 20 repeticiones. Vigilaremos el peso para no excedernos.
3. En posición de pie o sentado, sostenga las pesas en ambas manos y gire las manos hasta que los pulgares apunten hacia el piso. Extienda los brazos unos 30 grados hacia delante, levántelos suavemente hasta que se encuentren un poco abajo del nivel del hombro y luego bájelos. (No los eleve por arriba del nivel del hombro porque esto puede perjudicar a los músculos y a los tendones por esfuerzo excesivo). Repítalo 10 veces y aumente el número de repeticiones en forma gradual hasta llegar a 20.

                                                                            Jose Ignacio Garea (I)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

eXTReMe Tracker